PERRITO CORGI LE JUEGA UNA BROMA A SU DUEÑA.

La dueña de un pequeño corgi se llevó el susto de su vida al encontrarlo tirado en el suelo en una aparente mancha de sangre, pero resultó ser una broma.

Una vez que pasó el susto inicial, la desconcertada mujer descubrió que su perrito solo tomaba un descanso tras comerse una pitaya y por ello tenía las manchas rojas del pelaje del animal y el suelo correspondían a la pigmentación natural de la fruta.

Después del incidente, la mujer decidió compartirlo través de la de redes sociales durante el pasado viernes 20 de marzo. Las imágenes se volvieron viran en cuestión de minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *