MUERE CREADOR DE MAFALDA.

Joaquín Salvador Lavado, mejor conocido como «Quino», murió este miércoles a los 88 años de su edad en Mendoza, Argentina. El dibujante argentino fue el creador de «Mafalda», la popular y reconocida tira cómica que fue publicada por primera vez en 1964 hasta 1973. Desde ese momento fue traducida a 27 idiomas.

«Quino», quien fuera Hijo de españoles, es poseedor de galardones como el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y la Medalla de la Orden y las Letras de Francia, todo esto, por desarrollar las aventuras de su personaje más popular entre 1964 a 1973, aunque las historias de la icónica niña se han replicado en todo el mundo hasta la actualidad.

Desde hace unos años Joaquín Salvador Lavado se había mudado a Mendoza desde Buenos Aires a finales de 2017, tras quedarse viudo; sufría problemas de salud, aunque siguió asistiendo a diversos homenajes a su obra.

En el 2014 Joaquín Salvador Lavado, recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades por el «enorme valor educativo» de su obra con personajes que «trascienden cualquier geografía, edad y condición social». Y desde hace unos años el artista limitó sus apariciones públicas por problemas de movilidad y visión. Aunque hasta hora se desconocen los motivos de su muerte.

Mafalda es el nombre de una tira de prensa argentina protagonizada por la niña homónima, que se muestra preocupada por la humanidad y la paz mundial; se rebela contra el mundo legado por sus mayores. Mafalda es muy popular en Latinoamérica en general, así como en algunos países europeos: España, Francia, Grecia e Italia.

Denuncia, a través de sus dichos y acciones, la maldad, la incompetencia de la humanidad y la ingenuidad de las soluciones propuestas para los problemas mundiales, como el hambre y las guerras.

Mafalda incomoda frecuentemente a los adultos con sus cuestionamientos sobre lo socialmente establecido y sus preguntas relativas al manejo político del mundo. Está convencida del progreso social de la mujer y lo preconiza. Se imagina a sí misma estudiando idiomas y trabajando como intérprete en las Naciones Unidas para contribuir a la paz mundial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *