ALCALDE SE HIZO EL MUERTO PARA QUE NO LO DETUVIERAN.

La pandemia por coronavirus ha dejado cientos de historias que usualmente no sucederían, tal es el caso de un alcalde que rompió el confinamiento que él mismo impuso, y que además, fingió su muerte para que lo detuvieran.

El funcionario se saltó la cuarentena para salir a beber alcohol con un grupo de amigos, lo provocó que las autoridadesllegaran lugar donde se encontraban para detenerlo


Tras percatarse de la presencia de la fuerza pública, Jaime Rolando Urbina Torres, alcalde del distrito de Tantará, en Huancavelica, Perú y sus amigos se escondieron en varios ataúdes sin tapa, con el propósito de hacerse pasar por cadáveres y evitar la detención.

Urbina Torres fue encontrado por la ley en el interior del féretro de madera, tumbado bocarriba, con los ojos cerrados y la mascarilla colocada, según información de medios locales.

Aunque esto no evitó que los elementos policíales los procesaran como es debido, elevando aún más la polémica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *